Reclutamiento y Seleccion

Por lo general, disponer de un área funcional dedicada a gestionar a los recursos humanos resulta excesivamente caro para las PYMEs. Recurrir a servicios de outsourcing, dejándolo en manos de profesionales expertos que se dedican a este tema, puede ser una excelente estrategia para concentrarse del todo en las áreas clave del negocio.

Encargarse de manejar las responsabilidades que significa tener una masa de empleados puede resultar demasiado complejo para algunos propietarios de pequeñas y medianas empresas (PYMEs). Implica, entre otras cosas, crear beneficios competitivos, cumplir con la reglamentación de las autoridades gubernamentales, asegurar buena comunicación organizacional, administrar salarios, reclutamiento, capacitación y desarrollo.

El portal de Internet Emprende PYME detalla que la diferencia con las grandes empresas es que las PYMEs generalmente no cuentan con el respaldo para asumir el costo que implica implementar y mantener un departamento de recursos humanos que se ocupe de estos asuntos. Muchas veces esta tarea suele recaer directamente sobre el propietario, quien quizás no tiene ni el tiempo ni la experiencia para manejarlas de la forma más óptima.

Como consecuencia, una alternativa cada vez más utilizada por PYMEs es la de tercerizar las responsabilidades de la gestión de recursos humanos a través de empresas con experiencia en estos servicios. Estos proveedores cuentan con profesionales especialistas en el área de gestión de recursos humanos, brindando una variedad de funciones de apoyo, sin que el empresario tenga que absorber el costo de desarrollar un sector propio dedicado a esto.

Opciones
Según CNN Expansión, a pesar de reconocer los beneficios de la externalización de recursos humanos, la mayoría de las pequeñas y medianas empresas no está aprovechando al máximo la oportunidad. Asumir que sólo las grandes empresas requieren servicios de tercerización es erróneo, ya que las PYMEs generalmente tienen menos recursos para ocuparse de funciones no centrales a su negocio como la gestión de recursos humanos.

Además, existen distintos grados de tercerización de la gestión de recursos humanos. Esto les brinda flexibilidad a las PYMEs para elegir un nivel de cobertura ideal que refleje las necesidades de la empresa y el respaldo financiero con el que cuenta. Por ejemplo, la tercerización puede ser:

Total: se pone en manos de una empresa externa todas las funciones del área de recursos humanos, definiendo los lineamientos y prioridades en forma conjunta con los directores de la empresa. Por lo general, este grado de outsourcing es más costoso inicialmente. Sin embargo, a lo largo del tiempo, liberar recursos para las áreas estratégicas del negocio puede generar mayor eficiencia y rentabilidad en la operativa.
Parcial: se delegan en una empresa externa algunas funciones que la compañía no puede cubrir o decide no atender por motivos estratégicos. Por ejemplo, la selección de personal o la capacitación en determinados temas. Esta opción suele ser más económica y conveniente para PYMEs que quieran probar el outsourcing por primera vez; o que no requieran una gestión integral de todas las funciones de recursos humanos.
A tener en cuenta

SME Toolkit puntualiza que no hay rangos de precios claros con respecto al outsourcing de la gestión de recursos humanos. Los honorarios varían mucho entre los servicios, así como en los distintos proveedores. Aspectos como el número de empleados, el grado de tercerización que utilice y la ubicación geográfica, afectará su costo total.

Una vez que consiga estimados de precio de los proveedores, compárelos con el salario promedio y el mantenimiento de un director y/o funcionarios de recursos humanos dentro de la empresa. De esta manera podrá evaluar si le vale la pena tercerizar la función o no.

Para lograr beneficios concretos, deben desarrollar conjuntamente una estrategia de recursos humanos que se concentre en acciones específicas orientadas la misión y cultura empresarial. Asimismo, es recomendable diseñar conjuntamente procesos de desarrollo de talento de forma sistémica y medible.

Los avances tecnológicos sirven como una excelente herramienta para que el outsourcing funcione de la mejor forma posible. Permite una comunicación permanente y fluida entre usted y el prestador del servicio. Esto asegura que la empresa y el proveedor funcionen como un equipo y con el mismo grado de compromiso que lo harían si fueran parte de la misma organización.

FUENTE : wwww.connectamericas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario